Datos personales

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de El Revisionista, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

domingo, 6 de abril de 2014

Woody en Buenos Aires.



Una muestra en Buenos Aires venera a Woody Allen en medio de la controversia


Por: Agustina Ordoqui aordoqui@infobae.com


El cineasta vive momentos de gloria y, en simultáneo, de rechazo mundial.
Nominado a los Oscar, su figura fue salpicada por acusaciones de abuso sexual.
En el Centro Cultural Borges, el artista Hugo Echarri enseña su mejor faceta






Oportuna –o inoportuna -, la muestra Queremos tanto a Woody, del artista argentino Hugo Echarri, desembarcó en el Centro Cultural Borges en un momento excepcional. Llega cuando el mundo de cine reconoce, una vez más, la trayectoria de Allen con un Globo de Oro y una nominación a los premios Oscar. Abre sus puertas también cuando se desata un intenso debate mundial acerca de la inocencia o culpabilidad del director por el supuesto abuso sexual de su hija adoptiva.A principio de mes, Dylan Farrow relató habría sido violada por su padre a los 7 años. Si bien el caso había sido desechado en los tribunales, nunca antes se había escuchado el testimonio en primera persona de la joven, que hoytiene 28 años. Allen no tardó en responder y acusar a su ex pareja, Mia Farrow, de conspirar en su contra.

La controversia, sin embargo, no parece haber calado demasiado hondo en los seguidores del cineasta: la exhibición inaugurada el pasado 6 de febrero ya recibió alrededor de 10.000 visitantes.

"Lo único que realmente está probado de Woody es su obra", explica Echarri en diálogo con Infobae.

Curada por Diana Saiegh con la colaboración de Virginia Fabri, la exposición está compuesta por 25 pinturas y videoinstalaciones; todas ellas, basadas en la filmografía de Woody Allen. Para confeccionarla, Echarri seleccionó una veintena de películas –como Bananas, Annie Hall y Manhattan- y extrajo fotogramas digitalmente.Luego, los pasó con óleo o acuarela a papel, tela o PET, una plancha de acrílico que permite que la pieza se pueda ver de ambos lados. El sello personal de Echarri se distingue por la intensidad de los colores que eligió para reconvertir los films en cuadros artísticos. En el caso del material audiovisual, Echarri agregó su propia música como condimento extra.






"Soy un gran admirador de él. Quise hacer un homenaje al cine y elegí a Woody por su larga trayectoria", afirma este artista recordado por Plegarias del Gauchito Gil, una muestra pop del ícono popular que se inauguró también en el Borges en 2013.

-En esa extensa carrera, Woody Allen tuvo sus altibajos; películas que gustaron más o menos que otras, ¿cuáles son sus favoritas, las que más lo marcaron a la hora de hacer esta exposición?

-Woody es un director que hace cantidad mezclando con calidad. Si tengo que elegir,Manhattan, La rosa púrpura del Cairo, Annie Hall, Hannah y sus hermUna muestra en Buenos Aires venera aWoody Allen en medio de la controversiaanos y la más reciente Blue Jasmine, que me pareció muy
interesante y profunda porque bucea en la caracterología psicológica de los personajes dentro de un medio ambiente político y social.

-¿Tuvo la oportunidad de mostrarle su trabajo?

-Es algo que me gustaría y estoy estableciendo el contacto. Quisiera llevar, además, la colección a Nueva York, que es la aldea que Woody nos pinta en su obra. Ya estamos en las primeras etapas de negociación.

-¿Las acusaciones de abuso sexual contra Allen cambiaron su imagen sobre él?

-No; siento simpatía por él, como la siento por cualquier músico, artista, poeta o director de cine que nos regala su trabajo. El hecho desde el punto de vista judicial no está probado, pero lo que sí está probado es su obra.





Queremos tanto a Woody se puede visitar en el Centro Cultural Borges, de forma gratuita, hasta el 6 de marzo. La muestra llegará al interior del país durante este año.


Fuente: http://www.infobae.com/2014/02/15/1543625-una-muestra