Datos personales

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de El Revisionista, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Las actrices de Woody: Helena Bonham Carter.

 Helena Bonham Carter: nació el 26 de mayo de 1966, en Londres, Inglaterra, Reino Unido.

Familia
  • Raymond Bonham Carter (padre)
  • Elena Bonham Carter (madre)
  • Ex Primer Ministro Herbert H. Asquith (bisabuelo)
  • Crispin Bonham (primo)
  • Tim Burton (ex pareja)
  • Billy-Ray Burton (hijo)
  • Nell Burton (hija)

"Odio las alfombras rojas"

 
La actriz toma distancia de Hollywood en su regreso al mundo de Lewis Carroll; vuelve a ser la Reina de Corazones en Alicia a través del espejo.

Por Marcelo Stiletano

Alicia (Mia Wasikowska, de espaldas) frente a la histriónica Reina de Corazones
Alicia (Mia Wasikowska, de espaldas) frente a la histriónica Reina de Corazones.

LOS ANGELES.- Helena Bonham Carter transforma en diversión lo que algunos de sus colegas famosos consideran una molestia, forzada por las necesidades del marketing y la promoción. Para la talentosa actriz británica, el encuentro con la prensa internacional en un bello y soleado mediodía californiano puede transformarse casi en una charla entre amigos. Lo primero que le pide a los cronistas que la aguardamos en el salón de uno de los hoteles de moda de West Hollywood es posar para una foto colectiva que guardará en su teléfono celular, envuelto en un curioso estuche decorado con vistosas orejas de conejo. Es el primero de los muchos detalles risueños del encuentro con una figura orgullosa de reconocer su sentido del humor. Su manera de hablar, con ese acento británico cerrado y la expresión irónica, casi desdeñosa pero franca que la caracteriza, refuerza ese estado de ánimo. Siempre hay en ella un gesto teatral, pero muy genuino y divertido, al final de cada respuesta.

Como es de esperar, Helena viste de negro, con pantalones oversize y botas acordonadas, como si en algún punto se esforzara por ratificar la fama que se ganó como la actriz peor vestida del mundo. Quizás no sea para tanto, pero nadie parece estar más lejos que ella del mundo marcado por las reglas de la cultura fashion, a muy poco tiempo del estreno mundial de la secuela de Alicia en el país de las maravillas, donde retoma el papel de Reina de Corazones.

En Alicia a través del espejo, que Buena Vista estrenará, ya no está como director Tim Burton, esposo de Bonham Carter durante 13 años (se separaron en 2014) y padre de sus dos hijos. Ahora Burton es uno de los productores y como director aparece James Bobin (Los Muppets), pero el elenco entero del film original está de vuelta: Johnny Depp (el Sombrerero), Anne Hathaway (la Reina Blanca), Mia Wasikowska (Alicia) y las voces del fallecido Alan Rickman, Stephey Fry, Timothy Spall y Michael Sheen. Lo mismo ocurre con la autora del guión (Linda Woolverton) y buena parte del equipo técnico y artístico. La gran novedad en esta continuación que habla del tiempo, de los reencuentros familiares y de las aventuras en alta mar es la presencia en un papel clave y decisivo del comediante británico Sacha Baron Cohen.

-Usted siempre fue una especie de bicho raro en este mundo de Hollywood, marcado por reglas tan precisas. 

-La verdad es que nunca fue un problema para mí conservar el individualismo y tomar distancia de lo que indica Hollywood. No tengo la menor intención de ser una oveja más en el rebaño. Nunca quise que me vieran así. Odio las alfombras rojas. Absoluta y definitivamente. Y no es que me sienta una excepción, es que simplemente quiero ser yo misma en este mundo. No quiero sentirme como una persona secuestrada por la industria de las películas y por la industria de la moda. Por supuesto que hay excepciones, momentos muy especiales en los que puede justificarse lucir algún modelo fuera de lo común. Pero en las circunstancias normales eso no me parece bien. En fin, que cada uno se divierta como quiera.

-¿De dónde sale ese sentido del humor que ya es famoso entre sus colegas y del que tanto se habla?
La actriz británica, al natural
La actríz britanica al natural

-Francamente no sé de dónde viene. Con mi madre y con mi hermano tenemos todo el tiempo conversaciones llenas de conexiones absurdas. Podemos estar hablando de cualquier cosa, la más seria que ustedes puedan imaginar, y de repente se nos ocurre algo que dispara la charla hacia un lugar en el que todo es posible, a excepción de las conexiones lógicas entre pregunta y respuesta. Creo que tengo mucho sentido del humor y es posible que los demás me vean así. Y no me pasa solamente a mí. Mi madre lo tiene, mi abuela lo tiene, mi hija también tiene ese don de una forma extraordinaria. Yo puedo ser divertida, pero mi hija es muchísimo más divertida que yo. Lo más cerca que se puede estar de otra persona es cuando las dos se ríen al mismo tiempo.

-Usted se reconoce como una persona graciosa, pero también sabemos, al menos desde su trabajo en el cine, que se siente muy atraída por el lado oscuro. ¿De dónde sale ese interés? 

-Tal vez tenga cierta capacidad para moverme en ese lado oscuro de las cosas. Y estoy convencida de que el humor es la manera más útil y honesta para entrar en ese mundo. Será por eso que disfruto muchísimo interpretar personajes con humor negro.

-A propósito de los personajes que le tocó interpretar, ¿hubo alguno con el que se haya sentido particularmente cercana? ¿Cuál fue el personaje que más quiso de todos los que encarnó?

-Hace algunos años me tocó participar de una producción muy pequeña para la TV en la que interpreté a Elizabeth Taylor. Fue una experiencia magnífica, que compartí con Dominic West, que hizo de Richard Burton. Fue maravilloso y divertido al mismo tiempo asumir ese papel. Y también jugar a imitarla. Hacer de Liz Taylor fue un privilegio, un regalo de la vida. Lo que más me impresionó de ella fue su capacidad inmensa, inigualable, para la resurrección. Ese talento para resurgir de la nada después de derrumbarse una y mil veces. Liz tuvo muchísimas caídas y siempre mostró una extraordinaria voluntad y talento para levantarse. Esa actitud fue la que me impulsó a llevar adelante ese papel y a admirarla cada vez más. Yo no me lo imaginaba antes de hacerlo, pero después de estudiar su vida y de hablar mucho con gente que la conoció bien supe que ella era una persona muy divertida y también muy inteligente.



-Elizabeth Taylor fue una persona a la que siempre le costó mantener en reserva su vida privada. Todo el tiempo vivió como estrella. En su caso no parece ocurrir lo mismo. ¿Cómo compatibiliza el trabajo con su vida de todos los días, con su familia? 

-No es nada fácil hacer este trabajo. A veces hay que estar demasiado tiempo alejado de la familia y los hijos lo sienten. Por suerte, las cosas se facilitaron bastante en el caso del rodaje de esta película. Alicia a través del espejo se hizo en Londres, no muy lejos de donde vivo. Se supone que las jornadas de trabajo van desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde, pero casi nunca se cumple el horario. Siempre hay demoras, cosas para hacer de nuevo. Filmar cada nueva película es como una apuesta. Y reconozco que estando tanto tiempo fuera de casa a veces me siento muy culpable, como una mala madre. A veces siento que no alcanza una sola persona para cuidar a dos hijos. Se necesita todo un pueblo para hacerlo [risas]. Nunca se espera, al menos así lo creo, que sea una sola persona la que los oriente y los ayude a crecer. Pero debo reconocer que el padre de mis hijos es una persona que siempre está presente y los acompaña. De alguna manera seguimos siendo familia. Pero siempre hace falta ayuda. Para eso están las hermanas, las niñeras, las abuelas, los amigos...

-Es muy curioso el anillo que usted lleva . Tiene mucho que ver con la película. 

-¿Le gusta? Es muy bonito. Me encanta que se vea tan bien este anillo con las orejitas de conejo. Hace juego además con mi teléfono celular. Es que me gustan mucho los conejos. Me hacen reír. Me provocó mucha curiosidad eso de los "cinco minutos tarde" que habla Lewis Carroll en su obra. Cuando empecé a investigar y a preparar mi papel en Alicia en el país de las maravillas, me enteré de que Carroll estudiaba matemática en Oxford en el mismo momento en que se estaba organizando toda la red ferroviaria en Inglaterra para que los trenes funcionaran a la misma hora. Antes de eso, cada lugar tenía un reloj diferente. Había que terminar con eso, pero en Christ Church, la catedral de Oxford, dijeron que no. Estaban empeñados en mantener allí el viejo huso horario y no cambiarlo. Por eso, los trenes que pasaron por ahí desde entonces y hasta ahora lo hacen cinco minutos más tarde... que el resto del mundo. Esa curiosidad quedó en la novela y siempre me hizo mucha gracia.


-Si hay algo que llama la atención de su papel en la película es el vestuario. 

-Sin dudas. Y todo lo bueno que aparece allí se debe al talento de Coleen Atwood, una persona maravillosa, de un talento inmenso. Yo creo que preparó el vestuario de la película original y de esta secuela pensando en mis gustos. Además, hizo para mí la ropa interior más hermosa de todo el mundo [risas]. ¿Vieron lo que es el vestuario? Capas, capas y más capas. Texturas y más texturas, una sobre otra. Cada día, vestirme me llevaba unos 45 minutos. Y le aseguro que moverse con esa ropa en un set de filmación de 360 grados, trabajando todo el tiempo sobre una pantalla verde, no fue nada fácil.

-La película habla todo el tiempo de relaciones humanas. Entre hermanas, entre familiares, entre amigos. ¿Cómo se lleva con los demás?

-No tengo una respuesta definitiva a esa pregunta. Todavía la estoy buscando. En el caso de la relación madre-hijo, siento que tengo una conexión perfecta con los míos. Y con mis amigas mujeres puedo decir que hasta ahora la conexión que tengo con ellas es excelente. Completamente sustentable, a pesar de que no puedo compartir mucho tiempo con ellas. Puede ser que de tanto en tanto nos peleemos un poquito entre nosotras. Tenemos esa capacidad, por cierto. Pero también nos sobra talento para sobrevivir a ellas. La amistad entre mujeres puede ser la mejor del mundo.


 

Filmografía


Año Película Rol
1986 Lady Jane Juana Grey
Un amor en Florencia Lucy Honeychurch
1987 Riesgo a corazones Serena Staverley
1989 Francesco Chiara
1990 Hamlet Ofelia
1992 Donde los ángeles no se aventuran Caroline Abbott
La mansión Howard Helen Schlegel
1993 Fatal Deception: Mrs. Lee Harvey Oswald Marina Oswald
1993 Dancing Queen Pandora
1994 Frankenstein de Mary Shelley Elizabeth
El ojo adaptado a la oscuridad Faith Severn
1995 Poderosa Afrodita Amanda
El museo de Margaret Margaret MacNeil
1996 Retratos chinos Ada
Noche de reyes Olivia
1997 Las alas de la paloma Kate Croy
Una guerra feliz Rosemary
1998 El juego de la venganza Karen Knightly
Extraña petición Jane Hatchard
Merlín Morgana
1999 Cosas de mujeres Cora
Fight Club Marla Singer
2001 El planeta de los simios Ari
Novocaine Susan
2002 Cuando voces humanas nos despierten Ruby
Fuego sobre Bagdad Ingrid Formanek
The Heart of Me Dinah
2003 El gran pez Jenny / La Bruja
2005 Charlie y la fábrica de chocolate Sra. Bucket
Conversaciones con otras mujeres Mujer
Corpse Bride Emily, la Novia cadáver
Wallace y Gromit: la maldición de las verduras Lady Campanula Tottington (voz)
2006 Sixty Six Esther Rubens
2007 Sweeney Todd Sra. Lovett
Harry Potter y la Orden del Fénix Bellatrix Lestrange
2009 Harry Potter y el misterio del príncipe Bellatrix Lestrange
Terminator Salvation Serena Kogen
Enid Enid Blyton
The Gruffalo Madre Squirrel (voz)
Alicia en el país de las maravillas Reina Roja
2010 El discurso del rey Isabel Bowes-Lyon
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 1 Bellatrix Lestrange
Toast Sra. Potter
2011 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 2 Bellatrix Lestrange
2012 Sombras tenebrosas Dra. Julia Hoffman
Los miserables Madame Thénardier
Great Expectations Miss Havisham
2013 El llanero solitario Red Harrington
Burton & Taylor Elizabeth Taylor
El extraordinario viaje de T.S. Spivet Dra. Clair
2014 Turks & Caicos Margot Tyrrell
Superheroes Unite for BBC Children in Need Captain Costume (Voz)
2015 La Cenicienta El Hada Madrina
Suffragette Edith New
2016 Alicia a través del espejo Reina Roja

Premios


Premios Óscar

Año Categoría Película Resultado Ref.
1997 Mejor actriz Las alas de la paloma Nominada
2010 Mejor actriz de reparto El discurso del rey Nominada

Premios Globo de Oro

Año Categoría Película Resultado Ref.
1993 Mejor actriz de miniserie o telefilme Fatal Deception: Mrs. Lee Harvey Oswald Nominada
1997 Mejor actriz - Drama Las alas de la paloma Nominada
1998 Mejor actriz de reparto de serie, miniserie o telefilme Merlín Nominada
2002 Mejor actriz de miniserie o telefilme Fuego sobre Bagdad Nominada
2008 Mejor actriz - Comedia o musical Sweeney Todd Nominada
2011 Mejor actriz de reparto El discurso del rey Nominada
2014 Mejor actriz de miniserie o telefilme Burton & Taylor Nominada

Premios BAFTA

Año Categoría Película Resultado Ref.
1992 Mejor actriz de reparto La mansión Howard Nominada
1997 Mejor actriz Las alas de la paloma Nominada
2009 Mejor actriz de televisión Enid Nominada
2010 Mejor actriz de reparto El discurso del rey Ganadora
2013 Mejor actriz de televisión Burton & Taylor Nominada

British Independent Film Awards

Año Categoría Película Resultado Ref.
2003 Mejor actriz The Heart of Me Nominada
2010 Mejor actriz de reparto El discurso del rey Ganadora
Premio Richard Harris Ganadora

Premios Primetime Emmy

Año Categoría Película Resultado Ref.
1998 Mejor actriz de reparto - Miniserie o telefilme Merlín Nominada
2002 Mejor actriz - Miniserie o telefilme Fuego sobre Bagdad Nominada
2014 Mejor actriz - Miniserie o telefilme Burton & Taylor Nominada

Premios Emmy Internacional

Año Categoría Película Resultado Ref.
2010 Mejor actriz Enid Ganadora

Premios del Sindicato de Actores

Año Categoría Película Resultado Ref.
1997 Mejor actriz protagonista Las alas de la paloma Nominada
2010 Mejor reparto El discurso del rey Ganadora
Mejor actriz de reparto Nominada
2013 Mejor actriz de televisión - Miniserie o telefilme Burton & Taylor Nominada

Premios Saturn

Año Categoría Película Resultado Ref.
1994 Mejor actriz Frankenstein de Mary Shelley Nominada
2001 Mejor actriz de reparto El planeta de los simios Nominada
2007 Mejor actriz Sweeney Todd Nominada

Premios Empire

Año Categoría Película Resultado Ref.
2000 Mejor actriz británica Fight Club Ganadora
2001 Mejor actriz británica El planeta de los simios Nominada
2009 Mejor actriz Sweeney Todd Ganadora
2010 Mejor actriz El discurso del rey Nominada





Extraído de los portales, Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Helena_Bonham_Carter
y Diario La Nación, http://www.lanacion.com.ar/1901168-helena-bonham-carter-odio-las-alfombras-rojas
 
 




   

                                         





jueves, 1 de septiembre de 2016

Historia de dos ciudades y dos amantes.

CAFE SOCIETY, DE WOODY ALLEN, CON JESSE EISENBERG Y KRISTEN STEWART

El opus N°46 de Allen, una de sus mejores películas en varios años, no es tanto una añoranza sobre un pasado idealizado como una lectura en clave irónica sobre el cine producido en Hollywood en su era dorada, que tiene su correlato en una Nueva York de jazz y gangsters.

Por Diego Brodersen


Stewart y Eisenberg tienen algo del carisma y el brillo de las estrellas del viejo Hollywood

Incansable, Woody Allen avanza inexorablemente hacia su largometraje número cincuenta, transformándose en uno de los autores cinematográficos más prolíficos de la era moderna. Finalizado en apariencia su periplo turístico por Europa, Café Society lo encuentra elaborando una de sus mejores películas en varios años, una comedia melancólica, amable y usualmente ligera. Su opus n° 46 no es tanto una añoranza sobre un pasado idealizado como una lectura en clave moderadamente irónica sobre el cine producido en Hollywood en su era dorada, cercana temporalmente a la historia que retrataba La rosa púrpura del Cairo, aunque de un romanticismo menos exacerbado. Como ocurría en Annie Hall, además, el film transcurre en dos extremos del territorio estadounidense, aunque aquí California y Nueva York se dividen los dos segmentos en partes idénticas, escindidas por una elipsis que indica una crisis en la pareja protagónica, encarnada con una gran prestancia y presencia por Jesse Eisenberg y Kristen Stewart.

A grandes rasgos, la historia es la de Bobby, un chico judío del Bronx que abandona el barrio para encontrarse en Los Angeles con su tío Phil (medido, relajadísimo Steve Carell), un poderoso representante de estrellas cinematográficas que suele almorzar con Bette Davis o navegar en velero con Errol Flynn. Ese reinicio laboral y personal de una joven vida en tránsito le cede eventualmente el lugar a la historia de amor incipiente con la encantadora Vonnie, una de las tantas secretarias de Phil, de la cual el muchacho se enamora profundamente luego de meses de encuentros y paseos amistosos. Y es sólo entonces, como suele decirse, que las complicaciones comienzan a encadenarse.

Junto al veterano diseñador de producción Santo Loquasto y con la inestimable colaboración del legendario director de fotografía italiano Vittorio Storaro (el responsable de las imágenes de Novecento y Apocalipse Now, por citar apenas dos de sus trabajos más famosos), Allen reconstruye un Hollywoodland repleto de oro y oropeles, movie palaces y mansiones “estelares”, construcciones bajas de estilo español y amplias arboledas. Más tarde, ya en N.Y., algún que otro plano recordará fugazmente las calles proletarias de Érase una vez en América (hay aquí una trama secundaria que incluye mafiosos, asesinatos e investigaciones policiales) y un plano digitalmente reelaborado representará idealmente una ciudad que nunca volvería a ser la misma luego de la Segunda Guerra.

El propio Allen se reserva el papel de narrador omnisciente con una voz en off que acompaña a los personajes y sus peripecias de principio a fin del relato, como si se tratara de un texto literario, aunque su presencia es esporádica y usualmente menos descriptiva que sarcástica. Y allí están, por supuesto, los ligeros toques de humor verbal y esos gags que, típicamente, apuntan sus dardos cómicos al judaísmo de entrecasa (la actriz Jeannie Berlin encarna eficazmente a una idishe mame en versión light). A medida que Bobby comienza a ascender en la vida social neoyorquina, como responsable visible de un popular club nocturno, y da una vuelta de página a su vida sentimental al casarse con una bella y joven viuda (Blake Lively, protagonista de la recientemente estrenada Miedo profundo), Café Society se acerca a su segmento más potente, cuando tiempo después de la separación se produce el primero de una serie de posibles reencuentros.

En esos momentos, particularmente durante los últimos minutos, el film demuestra haber construido pacientemente un hilvanado emotivo que ofrece sólo entonces su recompensa, un lamento amoroso por aquello que no fue ni podrá ser y que, a pesar de remitir parcialmente al cine de otros tiempos, es tan atemporal como universal. El último Allen no posee una mirada o una intensidad narrativa particularmente clásicas, pero no deja de ser cierto que la película no sería igual sin las presencias de Eisenberg y Stewart, dueños de algunas de esas características que suelen asociarse con las estrellas de antaño. El logra cruzar nerviosismo con ingenio y algo de candor con inteligencia en un mismo plano, sin solución de continuidad; ella encanta la pantalla cada vez que ocupa la totalidad o una porción del cuadro y demuestra nuevamente (por si hacía falta recordarlo) que es una de las actrices más sutilmente talentosas de su generación.

Extraido de www.pagina12.com.ar